Qué tipo de música puedes escuchar cuando entrenas

Qué tipo de música puedes escuchar cuando entrenas

La música juega un papel clave en el entrenamiento. Ya se de trate de una sesión de running al aire libre, de un ciclo indoor o de una clase de spinning, tiene una influencia enorme en la disposición anímica del deportista y puede ser la clave para conseguir la motivación necesaria durante la rutina. De ahí que los gimnasios, sobre todo en sus clases programadas (aeróbic, zumba, ciclos indoor, etc.) siempre incorporen un hilo musical potente, incluso a veces más propio de una discoteca que de unas instalaciones deportivas. El objetivo está claro: activar cuerpo y mente con una buena dosis de marcha, y exprimir al máximo la energía. Ahora bien, ¿qué música es la más apropiada para escuchar durante el entrenamiento?

Sesiones de fitness de gran intensidad: música rápida y potente

Aunque obviamente en materia de gustos nunca hay una respuesta definitiva, sí se puede afirmar que por lo general la tendencia cuando se trata de ejercicios intensos como correr en la cinta, practicar spinning o realizar esa rutina tan exigente de crossfit es escuchar música marchosa, fuerte o incluso “de fiesta”. Esta música puede ser electrónica, pop, rockera o de cualquier género movido que despierte en ti esas ganas de mover el cuerpo y te active mentalmente. A veces basta con poner una lista de reproducción con los éxitos del momento: Rihanna, Shakira, Katy Perry, DJ’s famosos como David Guetta y otros forman parte del repertorio habitual.

Música electrónica para el entrenamiento con listas de reproducción

Las nuevas tecnologías han convertido el proceso de selección de música en algo muy sencillo que se puede realizar en segundos. Por ejemplo, si te gusta la música electrónica para tus entrenamientos pero estás un poco perdido en cuanto a qué artistas son más populares en el momento, solo tienes que buscar una lista de reproducción en YouTube y dejar que la sesión comience. Te encontrarás con propuestas como Alan Walker, Dj Snake, The Chainsmokers, Skrillex, y muchos otros, y tu rutina diaria irá marcada por temas que forman parte del catálogo de música más viral de la actualidad. Este tipo de música suele encasillarse también en selecciones de “temas motivacionales” para entrenar, ya que su efectividad a la hora de animar a los deportistas está más que probada.

picture

Lo más duro: rock, metal, heavy metal y otros estilos afines

Puede que lo tuyo sean las guitarras, y que incluso practiques el instrumento. En ese caso está de más decirte que para salir disparado mientras corres o convertirte en el amo de las pesas puedes acudir a los clásicos rockeros y metaleros: los Rolling Stones, ACDC, Iron Maiden, Guns N’ Roses, Scorpions… Lo cierto es que este género musical, que siempre destaca por su contundencia y ritmos rápidos, es perfecto para activar el cuerpo y la mente y sentirse realmente motivado. Además, muchos de sus temas conservan toda su frescura con el paso de los años, sin tener nada que envidiar a géneros musicales más recientes. Desde luego, la potencia de los riffs de guitarra de bandas como Metallica o Manowar es un ingrediente estupendo en tu rutina de fitness si lo que quieres es poner en marcha todos los sentidos.

La música clásica, una buena opción para entrenamientos relajados

En el deporte no todo consiste en sudar y llevar el cuerpo al límite. Hay momentos en que, en realidad, la intensidad de los movimientos es mínima, pues se trata de trabajar otro tipo de facetas. Por ejemplo, si practicas el yoga o haces estiramientos cada mañana lo más recomendable es que optes por un tipo de música más tranquilo, que invite al relax y la concentración. Así, puedes seleccionar una serie de piezas de música clásica para piano: Chopin, Schumann, Beethoven, Mozart… Las opciones son muchas, pero se trata de encontrar un ambiente relajado y armonioso, para el que puede valer también una sinfonía o un cuarteto de cuerda. Si por ejemplo al acabar tu rutina de ejercicio sueles dedicar unos minutos a estiramientos, una música más “ambiental”
y discreta es la opción idónea: músicos actuales como Philip Glass o Yann Tiersen tienen piezas para piano perfectas para esto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

+18Play Responsibly

www.begambleaware.org